14 feb. 2012

.: Finde 008: Granada :.

Hola amig@s!
El primer fin de semana de febrero emprendí el rumbo hacia Granada junto a un@s amig@s. Ha sido la quinta vez que he ido a Granada y la tercera que he subido a Sierra Nevada y he de decir que no me canso de ir. Me encanta Granada. Es una ciudad muy acogedora en la que siempre hay algo que hacer. Voy a empezar a contar como ha ido este último viajecito, que espero que os sirva como orientación por si vais.

Todo empezó la tarde del viernes, cuando salimos en coche dirección Granada desde Sevilla. Según Google Maps hay aproximadamente 250 km, que hicimos en algo más de dos horas. El alojamiento que habíamos buscado estaba muy cerca de la Catedral de la Encarnación de Granada (que por falta de tiempo solo vimos al pasar por la calle) y a un corto paseo de La Alhambra, a la que nos acercamos ligeramente el domingo. 

El lugar donde nos alojamos se llamaba Apartamentos Hospital de Peregrinos, situado en el número 4 de la calle a la que le da nombre, la calle Hospital de Peregrinos. Eramos 5 personas y una perrita, y los apartamentos vienen habilitados para 3 personas. Alquilamos dos a un precio de 25€/persona/día, 250€ en total, aunque por temporada baja nos hizo una rebajita. Al sitio no le falta de nada, es céntrico, tiene cocina, frigorífico, microondas, TV, wifi (aunque sin conectividad), un patio que en verano tiene que ser muy fresquito, y un regalo de bienvenida que nos esperaba también muy fresquito en el frigorífico por cortesía de la persona que nos atendió: un litro de Cerveza Alhambra.

7 feb. 2012

.: Finde 007: Madrid :.

Este finde en Madrid empezó la noche del jueves al viernes en la estación de autobuses Plaza de Armas de Sevilla. Allí cogería un bus que en 6 horas y cuarto me llevaría a la capital de España.

El autobús pertenece a la empresa Socibus y cuesta la ida y vuelta 35,7€ si se compra en ventanilla o 40,30€ si se compra online en su web. Los autobuses para este trayecto suelen ser nuevecitos con plazas amplias, y en el que iba yo tenía en los cristales pegatinas que indicaban que tenía wifi. Y sí, lo tenía, pero sin conectividad que es como si no lo tuviera. Hubo gente que se quejó al conductor y éste solo pudo decir "yo de eso ni idea".

Tras las primeras 3 horas y media de viaje el bus paró en la estación de servicio Abades en Bailén, donde sí que había wifi aunque muy raro. En Foursquare decía que estaba en China y el Twitter se me desconfiguró un poco. Extraños sucesos en un área de servicio que te cobra 5€ por un minibocata y 2€ por un refresco. Yo como los llevaba ya de casa solamente compré unos chicles por 1,10€.

Un detalle digno de comentar en este trayecto es que con la obra de la nueva autovía que hicieron hace poco para pasar el Parque Natural de Despeñaperros el camino se hace más sencillo, más rápido y lo más importante, más seguro que antes.