25 feb. 2018

Finde 025: Nerja y Frigiliana

Durante un sábado y un domingo de febrero nos hemos escapado a la Costa del Sol para vivir de primera mano el Carnaval de Nerja y disfrutar del sol en Frigiliana mimetizándonos con los extranjeros que acuden a Málaga buscando eso que les falta en sus países de origen: buen tiempo

Anteriormente ya habíamos estado en Nerja, cuando volvíamos del segundo viaje a Cabo de Gata, cuando íbamos hacia Salobreña para echar unos días y cuando volvíamos tras una semana en Vera. Es un sitio que en temporada alta está lleno y queríamos ver qué tal era en temporada baja para poder estar algo más tranquilos.

El alojamiento en Nerja

En esta ocasión reservamos un estudio en Airbnb que suele costar 50€ la noche y que estaba de oferta a 35€. Es pequeño, para eso es un estudio, pero está todo nuevo tiene lo necesario para pasar unas jornadas de turismo. 


El sofá cama es algo incómodo y una vez montado ya no hay salón, pero bueno, para una noche no se hizo tortuoso el asunto. Hay que destacar la gran terraza que tiene el estudio, muy decorada para hacerla más agradable y con una mesa con sillas que en verano seguramente se les puede dar buen uso. 


Carnaval de Nerja de día

Una vez ubicados, nos dirigimos hacia el centro, a la zona del Balcón de Europa, en el que en ese momento estaban actuando las murgas del carnaval amenizando un poco la hora del aperitivo.

También miramos hacia la zona de la playa, viendo que había algunas personas tomando el sol o paseando por la orilla, lo cual era normal ya que hacía un día bastante bueno. Nos pusimos la nota mental de irnos un rato a la playa después de comer.


Bar El Pulguilla, acierto seguro

Para almorzar fuimos a tiro hecho, al sitio que descubrimos en el primer viaje al que nos gusta repetir visita. Acierto seguro si vas a El Pulguilla. Un sitio con buena comida, buena atención y buenos precios. Todo lo de las fotos con cinco radler nos salió por 21,70€.







Playas de Nerja en febrero

Tras el almuerzo nos fuimos de nuevo hacia el Balcón de Europa, y por allí nos tomamos un heladito camino de la playa llamada Calahonda, un pequeño recoveco que se hacía muy acogedor con el sol de la tarde. 
Cuando el sol ya quemaba nos levantamos y fuimos bordeando el Balcón de Europa hasta llegar a otra pequeña playa conocida como La Caletilla, en la que había gente de un hotel que está prácticamente a 15 metros del agua.


Iglesia de El Salvador

Mientras llegaba la hora del desfile del Carnaval entramos a visitar la iglesia que se ubica entre Plaza Cavana y la plaza del Balcón de Europa, llamada iglesia de El Salvador. Justo enfrente tiene un árbol conocido por los nerjeños como "árbol cerote". Este templo es es del siglo XVII y su campanario del XVIII. En su interior hay una Virgen del Carmen con un mural del mar muy recomendable para visitar.


Cabalgata del Carnaval de Nerja

Como aún quedaba tiempo nos fuimos a la Plaza de España, epicentro del Carnaval, para tomarnos una copichuela (a 5€ la unidad) en el restaurante Hermes, lugar he estaba en la misma plaza y en el que daba un solazo espectacular. En esta ocasión la atención y el trato muy bien. Casi a la hora de cenar fuimos de nuevo pero el trato ya fue distinto, casi tuvimos que rogar que nos cobraran lo que tomamos, así que vimos otras opciones para la cena. 


Como la cabalgata iba con algo de retraso fuimos a buscarla de camino al estudio, con idea de que si nos disfrazábamos ya podríamos echar la tarde-noche carnavaleando por la calle, así que fuimos haciendo el recorrido de la cabalgata hasta dar con ella.







Los disfraces de los participantes en el desfile eran muy originales, se notaba que tras ellos había un gran trabajo, en algunos de varias semanas o meses. A continuación compartimos una pequeña muestra de lo que vimos. 







Carnaval de Nerja por la noche

Como contamos antes, volvimos al Restaurante Hermes y nos tomamos otra copa con vistas a quedarnos a cenar allí, pero entre que tardaron una hora en atendernos y que nunca más vimos al camarero, fuimos en su busca para pagar y buscar otro sitio para cenar.

Para cenar estaba todo lleno así que tras mucho dar vueltas y ver que cada vez se nos hacía más tarde, optamos por un bocadillo de filete (por lo menos cinco en un buen trozo de barra) que ponían en la carpa municipal por 3€, de esta forma no nos alejábamos nada del Carnaval. Mientras comíamos pudimos disfrutar de djs en directo, la entrega de premios a los disfraces más originales y la actuación de Henry Méndez con lo más popular del reguetón de ayer y hoy. 


Desayuno en Nerja

Al día siguiente bajamos a desayunar al bar Aloha, un lugar muy familiar en el que ponen unas buenas tostadas. Allí como tostada dan a elegir mollete o baguette, en nuestro caso la segunda opción. Por 2 cafés (1,10€) y 2 baguette (3€), una con jamón, tomate y aceite y otra con york, tomate y aceite, nos cobraron 8,20€. Un buen precio para lo rico que estuvo el desayuno. 


Cueva de Nerja

Nos dirigimos hacia el entorno de la Cueva de Nerja, para ir a la visita guiada que comenzaba a las 12:15. Como llegamos con tiempo fuimos a comprar las entradas, 12€ cada una, y nos dimos un paseo por el parque y mirador que rodea la zona de taquillas. Desde el mirador tuvimos unas vistas de la costa de Nerja espectaculares, que con el buen día que hacía quedaron perfectas.



En el parque, además de respirar aire limpio, nos tomamos unas fotos y vimos el comienzo de un sendero llamado "Sendero Cueva de Nerja - Almijara", que por lo visto forma parte de la iniciativa de la "Gran Senda de Málaga".

Llegó la hora y bajamos a la cueva, que se encuentra bajo la Sierra de la Almijara, en Maro. Descubierta en 1959 gracias a las travesuras de un panda de chicos de la zona fue declarado Bien de Interés Cultural en 2006. 



La visita discurre por un tercio de la cueva y se hace muy cómoda debido a la altura y amplitud de las salas. Nosotros cogimos la visita guiada, cuya duración es alrededor de una hora. Las explicaciones son sencillas y el acceso es fácil por lo que es una visita recomendable para viajar con niños. Lo mejor sin duda es que los guías han estado siempre trabajando con los descubridores y con los hijos, así que la información que te proporcionan es casi de primera mano.


La cueva se compone de tres partes: las galerías turísticas, las galerías altas y las galerías nuevas. Las que podemos visitar, las turísticas, nos llevan por las distintas y sorprendentes salas.


Sala de los fantasmas. Es la sala a la que llegaron por primera vez los descubridores. Tras ver que había restos humanos en esta zona, se asustaron y salieron de la cueva. Las formaciones de la cueva, si se tiene poca luz, crean figuras fantasmagóricas.


Sala del Belén. Es una zona en la que la naturaleza ha creado una serie de formaciones que nos recuerdan a las típicas figuras de nuestro Belén navideño.


Sala de la Cascada o del Ballet. Es donde se celebra el Festival Internacional de Música y Danza pero en los últimos años está muy restringido por temas de conservación.


Sala del Cataclismo. De las cuevas que hemos visitado, es en ésta en la que nos hemos encontrado la columna más alta, formada por estalactita más larga del mundo, llegando a medir 33 metros. Tanto es así que está registrada en el Libro Guinness. La columna se encuentra en la Sala del Cataclismo.


Sala de la Torca. Es la última sala abierta al público y se puede ver fuera del horario de apertura de la cueva.


Fuera de nuestra vista se encuentran unas 589 pinturas rupestres que, a día de hoy, es imposible exponer por motivos de conservación. ¡Ah! que se nos olvidaba. ¿Veis a Pinocho en la siguiente imagen? ;)


Sin duda se trata de unas de las visitas obligadas si estás por la zona, no te vayas de Nerja sin ver sus impresionantes cuevas.

Conociendo Frigiliana

Al salir de la cueva, sobre la 13:40, cogimos el coche y nos fuimos hacia Frigiliana, un pueblo de montaña cercano a la costa del que poco sabíamos aparte de ver algunas fotos, y teníamos ganas de conocerlo. Fue un acierto total.

Tardamos unos 15 minutos en llegar desde Nerja, y vimos que no éramos los únicos que pensamos visitar Frigiliana ese día. Estaba todo lleno y el tema del aparcamiento algo complicado, pero tuvimos suerte y aparcamos en un buen sitio cerca del centro. 

Fuimos andando hasta la plaza de las Tres Culturas, una plaza de 2000 metros cuadrados construida en 2008 sobre un parking subterráneo. En esta plaza había en ese momento un mercadillo de artesanía amenizando el Mirador casi a los pies de la fábrica de miel de caña de Ingenio Nuestra Señora del Carmen


Comer en Frigiliana

En vista de la gente que había en los bares, fuimos mirando dónde comer y nos vimos atraídos por el titular "all you can eat 11,80€" de un restaurante en el que nos sentamos en una tentadora mesa al sol de febrero, perteneciente al restaurante polaco Sal y Pimienta, donde por ser domingo había bufett libre de comida polaca. 

Este sitio cumple y supera todas las expectativas. Por 26,10€ almorzamos una comida muy buena, totalmente casera, y con una tarta de queso y bizcocho de naranja como postre que estaban para repetir y reventar. Además del melón que también había de postre, un sabor riquísimo. Todo esto junto a un trato excelente hace que le demos un 10 al restaurante. 


Calles de Frigiliana

Tras este homenaje, empezamos a conocer Frigiliana callejeando cuesta arriba por sus distintos niveles. Hicimos una primera parada en unos teatros mecánicos hay repartidos por todo el pueblo, en el que a cambio de una moneda se puede disfrutar de una pequeña obra de teatro puesta en escena de forma automática mediante sonido y movimiento. Muy recomendable echar la moneda en el de las dos señoras que sentadas en sus sillas nos cuentan la historia de ayer y hoy de Frigiliana.

También nos llamó la atención la forma de indicar las direcciones en Frigiliana, siempre sobre cerámica de forma que siempre sepas a dónde puedes dirigirte. Incluso los comercios del pueblo están presentados de esta forma junto a la plaza de las Tres Culturas.

Poco a poco fuimos descubriendo un pueblo lleno de rincones con mucho encanto, en los que la tranquilidad es absoluta y seguramente porque era temporada baja apenas había turistas recorriéndolos. Posiblemente en verano esto es muy distinto, ya que Frigiliana está muy cerca de la costa y es un lugar ideal para hacer una escapada.






Entre cuesta y cuesta parece que se va a hacer muy pesada la visita, pero nada de eso, a cada momento hay pequeñas plazas con miradores que la misma vista que se obtiene desde ellos hace obligatoria una parada para tomar aliento. Aquí podéis ver un ejemplo de lo que hablamos.

Pasamos por el barrio morisco, también por el que parecía el barrio judío, principalmente por sus símbolos, pero también porque se daba un aire en su forma a otros antiguos barrios judíos de otras ciudades por las que hemos pasado.



Frigiliana es un pueblo muy recomendado para una visita de una jornada en el caso de alojarse por la Costa del Sol. Incluso entre sus calles vimos algunas casas rurales con encanto con el distintivo de alojamiento rural de la Junta de Andalucía que seguro que en temporada alta están muy reclamadas. Vamos a poner unas cuantas fotos más del paseo que nos dimos por sus callejuelas:

 





 

Iglesia de San Antonio de Padua en Frigiliana

Por último volvimos al cristiano en el que se ubica la iglesia de San Antonio de Padua. Esta iglesia, construida en el siglo XVI, por fuera parece una pequeña ermita en la que no mucha gente se congrega los domingos pero por dentro es un templo de un tamaño considerable, con mucha capacidad para los feligreses y una imaginería muy destacable. Recomendamos leer este artículo en el que se trata al detalle lo que podemos encontrar en ella.


Y seguimos bajando de nuevo hacia la zona del aparcamiento, contentos tras una buena jornada de cultura natural en la Cueva de Nerja y mucho sol y gastronomía en Frigiliana. Fue un finde de cumpleaños, como siempre en la mejor compañía. Eso sí, en febrero también hemos ido a los Carnavales de Tarifa, que en 2018 la temática es de personajes de comic y con nuestros disfraces de Daenerys Targaryen y Jon Snow cuadramos perfectamente ;)

¡Un saludo!

0 comentarios:

Publicar un comentario